Puntuación

Crónica Coyoacán-Cumbre del Ajusco - Ladrillazo

Muy temprano salí de casa pedaleando al encuentro de mi amigo Piter, a un par de kms del punto de salida. Mientras Piter preparaba su bicicleta, me preguntó si creía que iba a hacer frío y le contesté, muy seguro de mi mismo, que no, que había visto a la chica del clima y que pronosticaba día caluroso para hoy y le comenté que yo no llevaba nada para el frío, sólo una camiseta interior de cuello de tortuga y manga larga. Grave error. Con mi recomendación, mi compañero dejó sus guantes largos en el coche y fuimos hacia la salida de la carrera.

image001 Al llegar a Coyoacán, ya había un nutrido grupo de ciclistas listos para el arranque. Había de todo, altos, bajos, fuertes, débiles, muchos hombres, pocas mujeres y la mayoría bien vestidos para el frío. Más que una llamada de atención para mí, lo tomé como una exageración de mis compañeros, ya que el clima era muy agradable.

El arranque fue a las 8.00 en punto y salimos en grupo controlado, escoltados por varias patrullas de policía de la ciudad (Gracias contribuyentes). El pelotón marcó un muy buen ritmo por las calles de la ciudad, un poco más ágil del que yo hubiera preferido, ya que no quería quemarme antes de tiempo. En el km10, al inicio del ascenso al Ajusco, se detuvo el pelotón para separar a las distintas categorías, primero los Elite, luego los juveniles, luego las féminas, y al final los masters, de los que yo formo parte, no por buenos, sino por ser del montón y mayor de 30

Nada más nos dieron el silbatazo de salida, yo me puse a mi lento ritmo y me olvidé de la carrera. En muy pocos kms, ya era yo de los últimos, e incluso estuve un tiempo fuera de la organización, ya que me adelantó el coche escoba y tuve que pedalear en medio del tráfico capitalino.

El ascenso fue muy largo, los primeros 20 kms todo corrió con normalidad, iba muy despacio pero fuerte, adelantando a los que se iban quemando por el camino y con seguridad de llegar a la meta. A partir de ahí, mi calvario comenzó, con 30 kms en las piernas y 20 por avanzar, empezó a bajar la temperatura. El sol ya no se colaba entre las nubes y el viento era frío, frío. No tuve problemas de frío en las manos ni el cuerpo, pero los pies, la madre que los parió, los pies se me congelaron. Los siguientes 10kms fueron muy difíciles, ya que no sentía los dedos de los pies. Mientras pedaleaba, intentaba moverlos, pero más que apéndices individuales en el pie, los sentía como si fueran un muñón inflamado dentro del zapato.

En el km40 me di por vencido, me senté a la orilla de la carretera a intentar calentar los pies de alguna forma, y a esperar a que Piter, mi amigo empezara el descenso y me encontrara ahí. Después de unos 10 minutos de dar masaje a los dedos de los pies, empecé a sentirlos y me animé a seguir el ascenso. Me puse los zapatos y pedaleé los últimos 10 kms, que corrieron sin contratiempo.Llegué a la meta, con la decepción de no llevarme medalla, por no haber llegado dentro de los primeros 200, pero con la alegría de poderme comer un sándwich que me vendieron por 10 pesos. Me supo a gloria. En la meta instalaron varios puestos para vender equipo de ciclismo, e incluso pensé en comprarme algo para el frío, pero decidí que no, ya que como ya todo era cuesta abajo, yendo despacio no lo iba a necesitar.

Después de unos 15 minuto de descanso y recuperar energías, empezamos el descenso Piter y yo solos, ya que el resto del pelotón se quedó en la meta, unos descansando y otros en una improvisada misa.

Al poco tiempo de empezar a bajar, empecé a tiritar de frío, y se me volvieron a enfriar los pies y ahora las manos. A los 5 kms paramos a que Piter meara. Durante ese tiempo logre calentarme un poco las manos, metiéndolas dentro de mi ropa y dentro de los sobacos. Mientras esperaba, bajaban ciclistas a toda velocidad, claro bien preparados para el frío.

Seguimos bajando, y a los 15 kms, paramos en un restaurante a orilla de la carretera, para calentarnos. Comimos algo, tomamos café caliente y puse mis zapatos al lado de una chimenea para que se calentara. Tardamos más de 30 mins en recuperar el calor del cuerpo, pagamos y salimos nuevamente al frío, que apuesto no ascendía a más de 10°c, pero sin guantes y a 45km/hr, bajaba a… muy frío.

Piter se lanzó cuesta abajo a gran velocidad e intenté seguirlo, pero nuevamente empecé a titiritar y me dio miedo ir a mucha velocidad ya que mis reflejos y habilidades motrices estaban hipotérmicos. Se me congeló el dedo meñique de la mano derecha. Dejé de sentirlo y no podía moverlo. Las uñas las tenía moradas. Empecé a bajar con una mano en el manubrio y la otra metida dentro de la camisa. Al poco tiempo cambiaba la mano y así, durante un corto tiempo. Me dio mucho miedo caerme, por lo mal que estaba controlando la bicicleta con una sola mano, así que paré y me senté nuevamente a orilla de la carretera, dándome masaje en los dedos de las manos, pero no lograba sentir nada. Fue entonces que vi venir una camioneta de la policía y le hice la parada, suplicándome que me sacaran de ahí.

image004 Pararon y nos subieron a mi bicicleta y a mí, a la batea de la pickup y aunque seguía a la intemperie, me acurruqué como pude y por lo menos podía tener las dos manos dentro de mi ropa calentándose un poco. A pocos kms encontramos a Piter en la carretera. Me estaba esperando, también en muy malas condiciones de frío, lo subimos a la camioneta y seguimos el descenso, esperando a que la policía nos llevara hasta Coyoacán. No lo hicieron, pero por lo menos nos bajaron hasta donde termina el bosque y empieza la ciudad. Ahí, a 15kms de casa y en llano, ya pudimos pedalear sin sufrir congelación. Llegué a casa y de inmediato me di un baño caliente para recuperar el sentido del tacto en las manos y los pies.

De verdad lo pasé muy mal, pero la satisfacción de llegar a la cumbre me sigue empujando a hacer estas locuras.

Para la próxima, aunque pase calor, no dejo los guantes largos en casa.

powered by metaPost
powered by metaPost

Galería de imágenes

  • Crónica Coyoacán-Cumbre del Ajusco - Ladrillazo
    pabloypiter.jpg
Enviar por E-mail Permalink Compartir Enviar 'Cr%26oacute%3bnica+Coyoac%26aacute%3bn-Cumbre+del+Ajusco+-+Ladrillazo' a Del.icio.us Enviar 'Cr%26oacute%3bnica+Coyoac%26aacute%3bn-Cumbre+del+Ajusco+-+Ladrillazo' a digg Enviar 'Cr%26oacute%3bnica+Coyoac%26aacute%3bn-Cumbre+del+Ajusco+-+Ladrillazo' a menéame Enviar 'Cr%26oacute%3bnica+Coyoac%26aacute%3bn-Cumbre+del+Ajusco+-+Ladrillazo' a Technorati Enviar 'Cr%26oacute%3bnica+Coyoac%26aacute%3bn-Cumbre+del+Ajusco+-+Ladrillazo' a Google Bookmarks Enviar 'Cr%26oacute%3bnica+Coyoac%26aacute%3bn-Cumbre+del+Ajusco+-+Ladrillazo' a Live-MSN Enviar 'Cr%26oacute%3bnica+Coyoac%26aacute%3bn-Cumbre+del+Ajusco+-+Ladrillazo' a Twitter
¡Participa! Minimizar

Si quieres publicar tus crónicas cicloturistas en esta sección, escríbenos. Gracias por tu colaboración :-)