Puntuación

Últimamente no tengo suerte Chez Sarkozy. El 7 de junio tenía previsto ir a l’Ossaloise para subir al Aubisque. Cometí el error de creer a los mentirólogos que anunciaban grandes chubascos y terribles tormentas y me quedé en casa. Como no podía ser de otra manera, según me comunicó después un organizador, no sólo no llovió si no que hizo un día excelente para ir en bici.
 
Ayer día 14 participé en la Midi Libre Cycle d’Aigoual. Me motivaba el recorrido: Col de Perjuret, Gorges du Tarn, Causse Méjean y Gorges de la Jonte. Menú completo. Salí el sábado solo como un mochuelo a dormir en un hotelucho cutre el Le Caylar, pequeño pueblo medieval. Me levanto antes de las 6 y salgo primero hacia Millau.Parece mentira esta población. Hace unos años ni siquiera sabía de su existencia. Desde el 2002 que la descubrí camino del Puy de Dôme, la conozco tanto como el pasillo de mi casa. Después hasta Meyrueis, población de salida/llegada situada en las Gorges de la Jonte, donde llego una hora larga antes de la salida. Al recoger el dorsal pregunto:
-          ¿Cómo andamos de guiris?
-          Sólo Vd. Y un par de belgas
 
A las 9,30, media hora más tarde que los buenos, salimos los 300 del recorrido corto de 109 Km. Nada más empezar subimos el Col de Perjuret. Es muy suave, por poner un ejemplo, algo más que el Coll d’Estenalles desde Matadepera. Es conocido porque en 1960, una estúpida y trágica caída truncó la carrera de Roger Rivière uno de los ciclistas con más talento de la época.
http://www.cycloevasion.fr/index.php?id=311
http://tour2003.dna.fr/169/6612_0.html
Es curioso como uno se imagina las cosas y como son en realidad. Resulta que el collado está rodeado de campos de labor con un par de casas de campo.
http://www.cols-cyclisme.com/photos/45.htm
Veo el desvío al Chaos de Nîmes le Vieux, cuya visita tenemos pendiente con la familia desde hace tiempo. En el descenso la gente va con precaución, probablemente por la historia de Rivière. Paso por la curva fatídica con su monumento. Se ve una curva de lo más estúpido, no es ni siquiera una herradura. Además es de las últimas del descenso.
 
Al terminar la bajada me junto con un par para ir más cómodos en grupo. Supongo que hemos criado porque al cabo de un rato ya somos una docena. Vamos rápidos por unos toboganes con tendencia a bajar. Rodeamos el pueblo de Florac y entramos en las espectaculares Gorges du Tarn.
http://www.photo-paysage.com/displayimage.php?pid=2798&fullsize=1
Es un gran placer pedalear por estos lugares. Al pasar por un pueblo el de delante me señala un bache traicionero pero no consigo evitarlo. El golpe es seco pero no será hasta un par de Km que empieza a manifestarse el pinchazo. Fastidia en este momento pero cuando toca, toca. Lo reparo y me engancho a un grupo que pasa en este momento. Lo malo es que 15 Km más tarde vuelvo a pinchar y no llevo más cámaras de recambio. Situación realmente estúpida. Al cabo de mucho tiempo pasa el coche escoba. El conductor me dice que no tiene recambios, así que no me queda más remedio que subirme.
 
Cuando tras cruzar el río empieza la subida a la Causse (altiplano calcáreo característico de esta región) entre bosque, me entra un ataque de histeria.
http://www.photo-paysage.com/displayimage.php?pid=2688&fullsize=1
A media subida, recogemos un par de cadáveres. Llegamos arriba a la Causse. Si antes estaba histérico, ahora deben ponerme la camisa de fuerza cuando me imagino como volaría por esta recta solitaria en ligero descenso en medio de este paisaje inolvidable. Recogemos otro cadáver que el conductor, con su ojo clínico, ya había previsto hace rato. Ya tenemos el coche lleno cuando nos encontramos un cadáver imprevisto. Uno de los belgas que no puede seguir por calambres. Esto constituye una contrariedad pues debemos llamar otro coche, si lo encontramos, luego esperar que llegue pues siempre debemos ir por detrás del último. Aquí intervengo yo:
 
-          No se apure, monsieur le balayeur. Como soy muy buena persona me sacrificaré y continuaré con la bicicleta de este señor.
-          Buena idea, pero de seguir el circuito nada de nada. Vaya usted por el atajo que va directo a Meyrueis.
-          Señor, sí, señor       
 
El buen hombre debe tener la facultad de leer pensamientos, pues al llegar al cruce me lo encuentro fuera de la “voiture balai”, señalándome con gesto imperativo el atajo. Que le vamos a hacer, a la fuerza ahorcan. Me consuelo disfrutando del paisaje hasta que llego a la punta y aquello es increíble. Las Gorges de la Jonte abajo y la carretera descendiendo entre espectaculares monolitos calcáreos.
http://www.photo-paysage.com/displayimage.php?pid=2815&fullsize=1
Hay que verlo. Debo hacer esfuerzos para mantener concentración y no distraerme con aquel paisaje. Hay que volver otro día con calma.
 
Al final nos encontramos en el pueblo. Tras recoger mi bici el señor del coche escoba me dice socarrón.
 
-          Espero volver a verle el año que viene. Siempre a su servicio.
-          De ninguna manera. Me ha tratado Vd. muy bien, pero si vuelvo, espero no volver a ser su cliente.
 
FJ

Enviar por E-mail Permalink Compartir Enviar 'Aigoual.+Cr%c3%b3nica+de+un+abandono.' a Del.icio.us Enviar 'Aigoual.+Cr%c3%b3nica+de+un+abandono.' a digg Enviar 'Aigoual.+Cr%c3%b3nica+de+un+abandono.' a menéame Enviar 'Aigoual.+Cr%c3%b3nica+de+un+abandono.' a Technorati Enviar 'Aigoual.+Cr%c3%b3nica+de+un+abandono.' a Google Bookmarks Enviar 'Aigoual.+Cr%c3%b3nica+de+un+abandono.' a Live-MSN Enviar 'Aigoual.+Cr%c3%b3nica+de+un+abandono.' a Twitter
¡Participa! Minimizar

Si quieres publicar tus crónicas cicloturistas en esta sección, escríbenos. Gracias por tu colaboración :-)