• Alpes 2001

Hacia los Alpes nos fuimos cuatro ciclolisteros (o tres y medio, como luego se verá). Éste es el relato de nuestras aventuras en una región donde lo que no sube, es porque baja, y si no, es que va apajarado.

Créditos:

Gracias a Sergio por enseñarnos a distinguir los puertos de las cuestas, a Pablo Bueno por conseguirnos el escaner (que aprovecharemos mejor otra vez, a nuestras chicas por permitirnos el escaqueo, a los dioses de las montañas porque sólo llovió un día y a las autopistas estelares galas por facilitarnos este salto en el hiperespacio...

Comentarios

No hay comentarios, sea el primero en enviar uno.

Enviar comentario

Nombre (obligatorio)

Email (obligatorio)

Sitio Web

Imagen CAPTCHA
Escriba el código mostrado más arriba: